¿Tu computador ocupa todo el espacio de tu escritorio y estás harto de tantos cables? La solución más simple y confortable es un laptop. Si te gusta ver películas, te recomendamos uno con pantalla ancha y alta resolución para disfrutar de una imágen con mejor calidad. Si eres fan de los juegos, prueba uno con tarjeta gráfica dedicada, más memoria integrada y velocidad alta del procesador. Si estás mucho tiempo de viaje y quieres seguir leyendo los emails todos los días llevate un laptop con menor peso, larga autonomía de la batería y con red WLAN.