Si necesitas un sistema más eficiente para secar tu ropa, usa una secadora. Elige la que mejor va con tus necesidades: con carga frontal o superior, con evacuación directa o por condensación con programas para textiles delicados, con protección para sobre-secado o con programa para planchado fácil. Toma en cuenta también la capacidad de carga de la secadora que eliges.